Mas alla de la noticia|Saturday, December 15, 2018
You are here: Home » Nacionales » Madre del adolescente asesinado declara en el juicio contra Zimmerman

Madre del adolescente asesinado declara en el juicio contra Zimmerman 

5441937m

Miami (EE.UU.), 5 jul (EFE).- La madre de Trayvon Martin, el adolescente negro desarmado que murió en 2012 por el disparo del vigilante voluntario George Zimmerman, declaró hoy en un tribunal de Florida (EE.UU.) que los gritos que se oyen en una llamada a la policía son los de su hijo pidiendo ayuda.
Tras dos semanas de juicio y una treintena de testigos, Sybrina Fulton declaró hoy en un tribunal del condado Seminole (centro de Florida) que las voces y gritos que se escuchan en la llamada que una vecina hizo al 911 (línea de atención policial) corresponden a las de su hijo Martin, de 17 años.
Vestida de chaqueta negra y blusa clara, Fulton, visiblemente afectada pero firme en sus contestaciones, respondió a varias preguntas que le formuló la defensa de Zimmerman, acusado de asesinato en segundo grado por la muerte el 26 de febrero de 2012 del adolescente negro.
La madre reiteró en su declaración jurada lo que ya había expresado desde que comenzó este caso que ha conmocionado a EE.UU. y convertido este proceso judicial en uno de los más mediáticos de los últimos años en el país: que los gritos que se escuchan en la grabación pidiendo ayuda son los de su hijo menor.
La madre y el jurado compuesto de seis mujeres, una de ellas de origen hispano, escucharon nuevamente la grabación telefónica que recoge la llamada que efectuó a la policía una vecina de la urbanización de la pequeña población de Sanford (centro de Florida) donde se produjo el fatal incidente.
Aseguró que reconoció la voz de Trayvon Martin, su hijo, “instantáneamente” en la llamada de emergencia a la policía que quedó grabada. “Escuché a mi hijo gritando”, afirmó Fulton, a quien la defensa expresó sus condolencias.
En la grabación se escucha repetidas veces gritos distantes en los que se pide ayuda, voces de socorro que la madre no ha dudado nunca en atribuir a su hijo, al igual que los familiares de Zimmerman a este, de madre peruana, quien se ha declarado inocente y asegurado desde un principio que actuó en defensa propia.
De ser declarado culpable, el vigilante de barrio voluntario en la urbanización de Sanford, donde se produjo el fatal incidente, podría afrontar una condena de 25 años de cárcel o cadena perpetua.
También declaró Jahvaris Fulton, hermano de Trayvon Martin, quien dijo haber tenido una relación muy estrecha con su hermano menor.
A preguntas de la defensa, sostuvo que la voz que se escucha pidiendo ayuda corresponde a la de su hermano, pero reconoció que en declaraciones pasadas a un periodista, había dicho que no estaba completamente seguro de que los gritos recogidos en el audio fuesen los de su hermano.
Esta semana compareció el detective de la policía responsable de la investigación de la muerte de Martin a manos de Zimmerman, quien le disparó un tiro a bocajarro tras enzarzarse ambos en una pelea en la urbanización por donde patrullaba el segundo.
Chris Serino, policía de la población donde se produjo el fatal incidente, se mostró de acuerdo con la Fiscalía en que Zimmerman pudo haber actuado esa noche movido quizá por prejuicios raciales, pero al mismo tiempo aseguró que creía la versión vertida por el vigilante voluntario de que fue atacado por el muchacho y tuvo que dispararle.
Por su parte, Valerie Rao, la médico forense que atendió a Zimmerman de las heridas que sufrió tras el incidente fatal declaró a preguntas de la Fiscalía que los cortes eran “insignificantes” y las abrasiones tratadas “menores”.
La versión de Zimmerman sobre su actuación en defensa propia se fundamenta en que Martin le pegó un puñetazo en la nariz, le empujó y, al caer al suelo, el muchacho se sentó a horcajadas sobre él y comenzó a golpearle y sacudir su cabeza contra el suelo.
El exvigilante voluntario ha mantenido siempre que disparó en defensa propia contra Martin, quien regresaba, por la noche, a la casa de la pareja de su padre y caminaba por la urbanización de la población de Sanford con la capucha del suéter puesta, lo que despertó las sospechas de Zimmerman.
La policía de la población de Sanford dio validez a la versión de Zimmerman y no le arrestaron ni presentaron cargos contra él porque no había pruebas que contradijeran su declaración. Además la legislación de Florida resulta protectora con aquellos que hacen uso de la fuerza en situaciones en que se sientan en peligro.
Pero el áspero movimiento de protesta encabezado por líderes cívicos de la comunidad afroamericana, con un componente de tinte racial, condujo al gobernador de Florida, Rick Scott, a nombrar a una fiscal especial para investigar el caso y llevarlo ante los tribunales.

Related posts:

Add a Comment