Mas alla de la noticia|Sunday, November 18, 2018
You are here: Home » Economía » La reserva de EE.UU. mantiene las compras de activos y señala el riesgo de una caída de precios

La reserva de EE.UU. mantiene las compras de activos y señala el riesgo de una caída de precios 

5467881m

Washington, 31 jul (EFE).- La Reserva Federal de EE.UU indicó hoy que mantendrá sus compras mensuales de 85.000 millones de dólares en títulos hipotecarios y bonos del Tesoro y advirtió que la persistente baja de la inflación podría perjudicar la expansión económica.
El organismo no ofreció indicios de cuando comenzará a reducir el volumen de sus compras mensuales de esos activos, algo muy esperado por los mercados.
Al término de una reunión de dos días, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva, que dirige la política monetaria de EE.UU, mantuvo su compromiso de dejar la tasa de interés de referencia por debajo del 0,25 % (donde está desde diciembre de 2008) hasta que el índice de desempleo baje a alrededor del 6,5 por ciento.
La Reserva también mantiene su meta de que la perspectiva de inflación no exceda del 2,5 por ciento en uno a dos años.
“El Comité reconoce que una inflación persistente por debajo de su objetivo del 2 % puede tener riesgos para el funcionamiento económico, pero anticipa que la inflación volverá a su objetivo a medio plazo”, señala el comunicado difundido al término de la reunión.
Según el Departamento de Trabajo, el Índice de Precios al Consumo (IPC), que subió un 0,5 % en junio pasado, ha aumentado un 1,8 % en un año.
El Comité, en su comunicado, reconoce el bajo ritmo de crecimiento durante la primera mitad del año, describiéndolo como “modesto” en lugar de “moderado”, como hizo tras su reunión de junio.
“Las condiciones del mercado laboral han mostrado mejoría pero el índice de desempleo sigue siendo elevado”, agrega el texto.
Según el Departamento de Trabajo, en junio pasado y a cuatro años de concluida la recesión más profunda y prolongada en casi ocho décadas, el índice de desempleo era del 7,6 por ciento.
El Comité señala que el gasto de los consumidores y las inversiones fijas de las empresas han avanzado y que el sector de la vivienda “se ha estado fortaleciendo”.
Los mercados aguardan cada mes con mucha expectación cualquier señal que la Reserva pueda dar sobre el futuro de su programa de adquisiciones de títulos hipotecarios y bonos del Tesoro.
El mes pasado, el presidente de la Reserva, Ben Bernanke, señaló que el banco central estadounidense podría empezar a reducir ese estímulo antes de fin de año si las condiciones de la economía mostraban una consolidación de la reactivación.
Las decisiones de la Reserva se conocieron pocas horas después que el Departamento de Comercio informase de que la actividad económica de Estados Unidos creció a una tasa anualizada del 1,7 % entre abril y junio pasado.
En el primero de sus tres cálculos del Producto Interior Bruto (PIB) en el segundo trimestre, el Gobierno también ajustó sus cifras para el periodo entre enero y marzo, que muestran un crecimiento del 1,1 %.
El Departamento de Comercio corrigió, asimismo, sus cifras desde el final de la recesión en julio de 2009 hasta el fin de 2012, que muestran ahora una tasa anualizada de crecimiento del 2,3 %, en lugar de la antes calculada del 2,1 %.
En todo 2012, el PIB creció un 2,8 %, en lugar del cálculo previo del 2,2 %, con la ayuda del gasto de los consumidores y más producción agropecuaria.
El gasto de los consumidores, que en EE.UU. equivale a más de dos tercios del PIB, aumentó un 1,8 % en el segundo trimestre, cuando la inversión empresarial creció un 9 % encabezada por otro incremento de dos dígitos en la construcción de viviendas.
Los avances en el empleo y la valoración creciente de los bienes inmuebles están fortaleciendo la confianza de los consumidores y han aumentado la producción y las ventas de vehículos de motor, lo cual augura un ritmo de actividad económica aún mayor en el tercer trimestre.
Algunos analistas destacan que ese fortalecimiento ocurre aún a pesar de la reducción de gasto del Gobierno, que entró en vigor el 1 de marzo, y los aumentos de los impuestos sobre los sueldos, vigentes desde enero.
Un informe simultáneo del Departamento de Trabajo mostró que entre enero y junio la economía estadounidense ha tenido un aumento mensual de 202.000 empleos, comparados con los 180.000 netos de los seis meses anteriores.

Related posts:

Add a Comment