Mas alla de la noticia|Monday, October 22, 2018
You are here: Home » Immigración » Familia de joven asesinado por agente calificó de injusta decisión en Texas

Familia de joven asesinado por agente calificó de injusta decisión en Texas 

Familia de joven asesinado por agente calificó de injusta decisión en Texas
Taida Elena Sojo, abuela del joven mexicano Jose Antonio Elena Rodríguez, sostiene en las manos dos fotografías en donde se ve a Elena Rodríguez sonriendo y abrazando a sus tres hermanos y otra en donde aparecen unas personas cargando su féretro, mientras habla con la prensa frente al Tribunal Federal de Estados Unidos en Tucson. EFE/Archivo

Tucson (AZ),30 abr (EFEUSA).- La familia de un menor asesinado por un agente de la Patrulla Fronteriza entre Arizona y Sonora (México), afirmó hoy que no descansará hasta lograr justicia después de que un juez federal en Texas revertió el dictamen en el caso de Sergio Hernández también asesinado por un agente en el 2010.
La abuela de José Antonio Elena Rodríguez, el joven de 16 años asesinado en territorio mexicano en la frontera de Nogales en octubre del 2012, por un agente de la Patrulla Fronteriza estadounidense afirmó que confía en que la decisión del Noveno Circuito sea diferente a la que dio el Quinto Circuito en Texas que, según ella, deja abierta la puerta para que los agentes de la Patrulla Fronteriza disparen a un mexicano en la frontera.
“El Caso de José Antonio es un poco diferente al de Hernández y las leyes en Arizona son diferentes a las de Texas”, dijo hoy a Efe Taide Elena, la abuela del menor quien junto a la madre han liderado una batalla legal contra la Patrulla Fronteriza para lograr justicia.
Para Elena, el hecho que el juez indique que el caso no prospera porque el asesinato ocurrió en territorio mexicano no tiene validez porque la Patrulla Fronteriza señaló anteriormente que el joven estaba tirando piedras a los agentes.
“Es injusto que la ley no quiera castigar a los agentes que mataron a mi nieto porque murió en México. ¿De dónde salieron los balazos?”, se preguntó.
La Patrulla Fronteriza ha defendido el uso de fuerza de sus agentes porque según sus políticas los oficiales tienen derecho a usar fuerza mortal para protegerse si creen que van a recibir un impacto que amenace sus vidas.
“Nosotros podemos establecer claramente que José Antonio no puso a nadie en peligro, estaba en un lugar donde era imposible que el agente tuviera miedo o un riesgo que le fueran hacer algo, en ese lugar hay una cortina de cemento y de hierro”, dijo a Efe Roberto Montiel, abogado de la familia.
Montiel opinó que el Noveno Circuito, donde se encuentra el caso de Elena, es más liberal que el Quinto Circuito en Texas por lo que esperan una resolución positiva.
La familia alega que a diferencia del caso de Hernández, Elena estaba en una calle que está separada del muro fronterizo por una montaña de tierra, cemento y las barras de hierro, por lo que el agente estaba a más de 20 pies de altura para que pudiera sentir temor por su vida.
“Mi nieto recibió diez impactos de bala en su cuerpo. Ellos dicen que estaba tirando piedras, nosotros preguntamos por qué no nos dejan ver los vídeos de las cámaras que están en frente de donde ocurrió esto, porque no hubo razón para acribillar a mi nieto como lo hicieron”, agregó la abuela.
De acuerdo con el fallo de la corte de apelaciones en Texas, los agentes de la Patrulla Fronteriza pueden usar sus armas para disparar a inmigrantes mexicanos a lo largo de la frontera entre ambos países, con la condición de que éstos estén de pie a unos metros de territorio estadounidense.
Elena Rodríguez es el sexto mexicano que muere por disparos de un agente de la Patrulla Fronteriza desde el lado estadounidense.

Related posts:

Add a Comment