Mas alla de la noticia|Sunday, October 21, 2018
You are here: Home » Opinión » El Tribunal Supremo mantiene una ley de Texas restrictiva del voto

El Tribunal Supremo mantiene una ley de Texas restrictiva del voto 

El Tribunal Supremo mantiene una ley de Texas restrictiva del voto 
Activistas y políticos hispanos lanzaron una nueva campaña para incentivar la presencia e influencia de los latinos en el proceso electoral. EFE/archivo

Washington, 29 abr (EFEUSA).- El Tribunal Supremo dejó hoy en pie una ley de Texas que exige a los votantes mostrar en las urnas un carné de identidad, una decisión que podría frenar la participación de las minorías negra e hispana en las elecciones presidenciales y legislativas de noviembre.
El alto tribunal comunicó en una breve orden su decisión, que tiene carácter temporal y deja la ley en vigor mientras la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, con sede en Nueva Orleans, evalúa si la norma viola la Ley del Derecho al Voto, aprobada en 1968 en medio del movimiento por los derechos civiles.
El grupo de demandantes, entre los que se incluye al legislador demócrata Marc Veasey, pidió al Supremo que bloqueara de forma temporal la ley Texas SB 14, considerada la legislación electoral más estricta de la nación y que han considerado “discriminatoria” todos los jueces que la han estudiado.
No obstante, la ley ha seguido usándose porque todavía no hay una sentencia final que la bloquee.
La ley, proclamada en 2011 por el entonces gobernador republicano de Texas Rick Perry, obliga a los votantes a mostrar un carné con fotografía para poder ejercer su derecho al voto, pese a que en el país no hay un documento nacional de identidad y los ciudadanos no están obligados a disponer de esa identificación.
Los defensores de la ley argumentan que evita fraudes, pero sus opositores aseguran que, en realidad, busca impedir el voto de los pobres y las minorías.
En 2014, un juez de distrito en Corpus Christi (Texas), determinó que la ley impone “una carga inconstitucional sobre el derecho a voto, tiene un efecto discriminatorio inadmisible contra los hispanos y los afroamericanos y se ha impuesto con un propósito discriminatorio que es inconstitucional”.
En su orden, el Tribunal Supremo deja abierta la puerta a bloquear la ley en un futuro, pero después de que la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito emita una decisión, algo que éste tiene que hacer antes del 20 de julio.
Leyes similares a la de Texas se han multiplicado en otros estados, como Carolina del Norte, desde que en 2013 el Tribunal Supremo invalidara una sección de Ley del Derecho al Voto que obligaba a los estados de “tradición conservadora” a recibir permiso del Gobierno antes de llevar a cabo modificaciones electorales.
Para varias organizaciones, la decisión del Supremo truncó una parte esencial de la Ley del Derecho al Voto, que permitía al Gobierno eliminar las trabas que los estados ponían a los negros para votar, un derecho que tenían desde 1870 pero que no podían ejercer por la represión, entre otros, del Ku Klux Klan.
Varios congresistas y senadores, muchos de ellos del Caucus Hispano del Congreso (CHC), han pedido en varias ocasiones al Congreso que “restaure” la histórica Ley del Derecho al Voto, aprobando una legislación destinada a proteger los derechos civiles de las minorías en todos los estados del país.
En Texas, el segundo estado con mayor población hispana, 4,2 millones de latinos tienen derecho a votar, según datos del censo de 2010.

Related posts:

Add a Comment